Make your own free website on Tripod.com


 

La Anecdota

Este lugar está reservado para las historías. No todo puede ser estudio y en la universidad sí que pasan cosas. Anecdotas, mitos urbanos, tu primer dia de clases, los mejores novateos, trabajos de invierno, romances, verdades a gritos que nadie se atreve a contar, en fín desahogate acá.

Se respetarán las identidades de los involucrados, aunque con las historías muchos quedarán en evidencia. Tampoco se cuestionará la veracidad de los relatos, eso no es lo importante, sólo que te atrevas en esta especie de "Chacotero Pa´Callao". Tambien podrás opinar sobre las historias acá contadas, si a tí te pasó algo parecido, lo que se te ocurra.

Si quieres enviar una historia, mandalo a nuestro correo

pacallaoweb@hotmail.com

O Anonimamente por el cuadro de texto que está abajo

NOMBRE o APODO
UNIVERSIDAD
TU ANECDOTA

 

 

Comenzaremos con tres historias, una que le ocurrió a un viejo amigo que quiso cooperar, otra de una amiguita que estudia en una universidad privada y finalmente una del autor de esta web. Los títulos son de ocurrencia propia.

El Mundo en mis manos

Esta historia tiene como 9 años, o sea es re antigua. Estudiaba en la Usach una carrera relacionada con la informatica. Usababamos computadores 386, lo mas top era un 486 de 4mb de Ram, y los servidores Vax de pantalla verde eran nuestro mejor amigo. Internet todavía no se conocía bien, con decirte que se usaba el Mosaic, anterior a Netscape, todo bien precario. La estrella del momento era Unix y todos los alumnos tenian una cuenta para subir las tareas y esas weas. Navegar en la red por Unix era entrenido, imaginate que no veías ninguna imagen, sólo palabras, información y de repente te conectabas a un servidor de la universidad de Concepción y "chateabas" con una minita, partiendo la pantalla (media hora para decir hola).

Yo había pasado a tercer año y existía un profesor la verdad que muy cabrón, de hecho el mas perro que he conocido, no pasaban su ramo mas de tres alumnos por semestre, al viejo lo habían llevado incluso a rectoría, porque o era el y su sistema o estabamos todos locos. Pero el viejo se creía bacan, tenía un doctorado en ciencias y para el nosotros no eramos dignos de su clase. Ademas era medio nazi, intolerante y de un odio sin fín a todo lo que oliera a izquierda, imaginate en la usach. Al final su ramo no era para tanto, lenguajes de programación, pero para el era lo mas importante y de el dependia nuestro futuro. Yo ya me lo había echado una vez e iba para la segunda, significaba casi un año de retraso y de verdad iba a mandar todo a la chucha.

Pero el quedarme mas de la cuenta usando unix, me enseñó algunas cositas, poco a poco me fuí perfeccionando, aprendí mas en ese semestre que en toda la carrera, creo que me convertí en un hacker bien prehistorico. Boté la red varias veces, cambie algunas contraseñas de compañeros, subí minitas en pelota, pero puras cosas en buena. Ademas no tenía los medios y programas que hay ahora para hackear, entonces grandes cagadas no podía hacer. Navegando por el servidor, encontré los archivos de notas que este viejo tenía en su cuenta, lamentablemente sólo se podían ver, no cambiar, la cosa era entrar directamente en su cuenta. Probé varios metodos, durante un par de meses, pero no podía entrar, hasta seguí un dia al viejo cuando entró a su cuenta, pero no pude ver cuando escribió la contraseña, igual el viejo era pillo y la pass era larga. Una tarde ya me había dado por vencido entonces pensé que como el viejo estudió en una universidad de alemania a lo mejor la contraseña era algo relacionado con ese pais, y tipico que los nombres en aleman son dificiles, por lo tanto era mas complicada la contraseña para la cuenta. Anoté ciudades, equipos de futbol y nombres... hasta que eureka "Adolf Hitler", viejo culiao Nazi, esa era la password.

De pronto me vi dentro de su cuenta, descubrí algunas cosas que prefiero no revelar para no cagarlo mas, pero ahi estaban las notas del curso. Y se me vino el mundo encima, o sea, te cuestionas que hacer, porque el viejo era tan cuadrado que no usaba el papel como respaldo, solo sus famosas planillas, si me arreglaba las notas no se iba a dar ni cuenta. Total ni me conocía de nombre. Pero la conciencia me detuvo, tenía el mundo en mis manos.

Pasaron los dias, se venía la tercera prueba y si no me sacaba por lo bajo un siete, no tenía derecho ni a examen. Prefería morir digno. Hasta que un dia en la clase, llegó una compañera atrasada, al viejo no le gustaba que entrara nadie despues de la hora, entonces viene y la humilla delante de todos. Le preguntó su nombre y como esta mina tenia apellido mapuche el viejo se hizo como el que no escuchó, se lo hizo repetir y es su cara se notó una sonrisa como diciendo "a que venis tu a mi clase". Siguió toda la clase mofandose de mi compañera, preguntandole solo a ella y recalcando su apellido. Algunos le siguieron las de abajo y tambien rieron con el. Nunca faltan los racistas y clasistas. La mina se puso a llorar y se fue.

Esto me hizo pensar que a este viejo le importamos un coco, y a mi tambien me importaba un coco y preparé la venganza. Buscando en su cuenta descubrí aficiones nada santas para un profesor de su "categoría". El viejo ademas de nazi, racista, clasista, egocentrico y cabron...era gay. Guardaba cartitas subidas de tono de un grupo de amigos con seudonimos como "Apasionado" "Atormentado" y "Amante". El se hacia llamar "Enamorado". No tengo nada contra los homosexuales, pero en su clase abusaba de la disciplina, el orden y estaba en contra de aros y pelo largo por considerarlo de maricones...

Final del cuento, aprobé con un 5,7. Se hicieron correr las cartas del profesor por la red, hubo un pequeño escandalo. El viejo se fué a "perfeccionar" a alemania por un buen tiempo. Lo mejor de todo es que nunca supo quien lo cagó.

Colaboración de Warlock

_________________________________________________________________________________

 

El Acosador

Esta historia se las voy a contar yo, tal como me la contó una amiga que estudia enfermería en una universidad privada. Esta mina, pa que vamos a mentir es bien rica, su mejor parte es sin duda el trasero, Jenifer Lopez creo que le dicen. Está super potable. Tambien es inteligente, simpatica, y estudiosa, pa que no se enoje conmigo.

Según mi amiga tenían un profesor ya viejo sesentón pero bien lacho, tanto que cada vez que llegaba a las de la primera fila las miraba con ojos de pervertido y mas de alguna vez se dieron cuenta que el viejo había levantado carpa o venía con el marrueco abajo. Al final estaban como medio acostumbradas y hasta gueveaban al profe y lo acosaban de puro malas poniendole el pecho en el hombro o la espalda cuando ponía las notas. Todas sabían que con una sonrisa el profesor les arreglaba la nota. Todo bien hasta que una mina de esas federicas y sapas abrió el tarro en decanato y al viejo le pararon el carro. El profe se asustó con perder la pega y se puso mas pesado con las notas y la exigencia.

Mi amiga parece que se dedicó mas al carrete que al estudio, por que tenía la cagá con las notas y el ramo de este viejo lo tenía perdido le faltaban como 4 decimas pal cuatro, pero típicas chuplicaciones de fin de año y el viejo las citó una por una a su oficina. Todas iban con un 3,9 o 3,8 así que el profe se paleteó y les subió la nota, pero mi amiga iba pa la cagá, de hecho no estaba ni citada pero fue igual. Conversaron, era la ultima y ya se hacía tarde, entonces el viejo le dijo: -Que vamos a hacer con usted señorita?. Le hizo unas preguntas como de examen oral y le dijo que todavía le faltaba. Entonces se paró al lado de ella y la tomó por la cintura, mi amiga igual se asustó, pero no vió mala intención, como que la estaba consolando, pero el viejo agarró literalmente papa y bajo su mano al lugar mas abundante de mi amiga. Cualquiera se tentaría (broma).

Por supuesto que quedó la cagada, mi amiga subió y bajo al profesor, y este le repetía: -pero yo pensé que usted sabía-. Claro, parece que las otras minas habían cooperado nomas. ¿Tanto importará una nota?. El profesor no sabía que hacer para que mi amiga se calmara y no lo sapeara, le subió la nota, le habló de su familia, que era la unica pega que tenía, casi lloraba el viejo verde. De repente se empezó a ahogar y parece que le vino un infarto, llamaron a la coronaria y se llevaron al pobre. Tan impresionado habrá quedado con el paipote de mi amiga, ja!

Saludos Enfermera

_________________________________________________________________________________

 

Sorpresa!!!!

Esta historia, me pasó en biblioteca. Yo cacho que deben haber muchas iguales o mas turbias, pero igual impacta.

Pa variar, estaba todo urgido estudiando pa la tercera I, era como a las 6 de la tarde, entonces pensé en calentar materia toda la mañana y la tarde en biblioteca, para mí es una gran estrategia. Normalmente estudio en las mesitas de las ventanas, de repente ves a alguien y le preguntaí si no cachai algo, pero ese dia pensé en tomar un cubículo. Segunda vez que lo hacía, la primera fue para estudiar pa un examen y como las cagás son tan tranquilas me quedé dormido y al final me fue como el poto. Pero ahora estaba tan urgido que nica me dormía.

Llegué a la biblioteca por el lado de sociales como a las 10 de la mañana, le pedí la llave a la señora del mesón, el 24 creo que me dieron, y puta que es difícil encontrar las cagás, porque los numeros se cortan, no siguen un orden, tenis que seguir buscando, hasta que lo encontré. Antes de poner la llave, moví la perilla pa ver si estaba cerrado, porque la primera vez estuve como gueón tratando de abrirlo y ya estaba abierto, entonces lo único que hacía era ponerle llave y no podía entrar.

Se abrió sola la puerta y, Sorpresa!!!, habia dos tipos, uno sentado en la silla el otro en cuclillas dirigiendose a la comunidad estudiantil. Yo creo que no se dieron cuenta que venía alguien, estaban embalados en lo de ellos. Puta igual es fuerte, de repente una mina y un gueón pasa, pero ver a dos hombres dandose... Lo unico que atiné a decir es: -disculpen, me dieron el 24-. El de la silla me miró y me dijo: -No te preocupis- y siguieron en lo de ellos, tu creís que se inmutaron, nada. Devolví el cubículo y me fuí a estudiar a una mesa mejor.

Ahora entiendo bien el reglamento que dice que los famosos cubículos son "Individuales", y la cara de urgido de los viejos que de pronto entran para ver si estai solo, o sea cada historia turbia que ha pasado allí. Igual es una buena y económica forma de hacer cochinadas, pero por último cierra bien la puerta.

Ah, el par de individuos todavía se ve dando vueltas por el patio de ingeniería, siempre juntos y sin remordimiento.

Colaboracion de El Kato

_________________________________________________________________________________

 

<Volver al inicio>

Pruebas | Guias | Trucos | Anecdotas | Humor | Enlaces | Lamentos | Contacto | Foro | Libro de visitas

Desarrollado por Iguanaweb, para La Cuchufleta Mafia 2002-2003